Los 7 errores más comunes del lavado de manos que pueden costar la vida de nuestros seres amados

0

Click here to read the English language version of this post

¿Por qué si nos lavamos las manos, todavía nos quedan gérmenes y podemos transmitir y contraer enfermedades?

Hoy en día, el lavado de las manos es imprescindible para protegernos y proteger la propagación del virus COVID-19. Sin embargo, este procedimiento preventivo, que en los últimos días ha estado presente en todos los medios de comunicación y en los hogares como una novedad, no debería ser algo nuevo en la sociedad. Desde hace más de una década, he tenido la oportunidad de aplicar instrumentos de evaluación en los centros educativos y hogares de cuidado infantil, para ayudarles a mejorar la calidad de la educación y proteger la salud y la seguridad de los niños.

Diariamente, visito un salón de clase diferente; por ello, he tenido la oportunidad de observar a miles de niños, docentes y padres a nivel nacional e internacional, incluso en varios continentes. Sin embargo, en un 98-99% de las observaciones que he realizado durante los últimos años, el procedimiento para lavarse las manos no se cumplía correctamente. En algún momento del proceso, se alteraba un paso y muchas veces, hasta escuché decir por parte del personal y de algunos padres, que era una pérdida de tiempo porque los niños debían crear anticuerpos.

De hecho, los instrumentos donde se calificaba el lavado de las manos, como parte de las rutinas de cuidado personal, fueron suplantados por otro instrumento llamado Classroom Assessments and Score System (CLASS), basado en elementos teóricos y empíricos para medir la efectividad de las relaciones e interacciones entre estudiantes y docentes. En mi experiencia personal y profesional, he mirado los dos escenarios y pienso que ambos son de suma importancia, porque contribuyen a mantener la salud física y mental de nuestros tesoros.

El lavado de manos forma parte de las precauciones universales para evitar la propagación de enfermedades.

Aunque parece simple, requiere un aprendizaje consciente y disciplina. Una vez aprendido correctamente, éste se convierte en un hábito, tal como cepillarse los dientes.

Los 7 errores más comunes del lavado de manos que pueden costar la vida de nuestros seres amados Marielena Aguilar Contributor Miami Moms Blog

Luego de observar a más de 10,000 niños, docentes y padres, les comparto los 7 errores más comunes durante el procedimiento de lavarse de las manos.

1. Aplicar jabón sobre las manos secas y luego colocar las manos debajo del agua.
2. Frotarse las manos debajo del agua.
3. Aplicar poca cantidad de jabón.
4. No hacer las espumas-burbujas suficientes, durante al menos 20 segundos. No frotar las manos en varias direcciones, incluso en las muñecas, por el dorso, dentro de los dedos o debajo de las uñas.
5. Usar jabón de barra, en vez de jabón líquido.
6. Cerrar el grifo con las manos, sin haberlo higienizado, tocando con las manos limpias en el mismo lugar donde hicimos contacto previamente con las manos sucias.
7. Secarse las manos, del grupo familiar, con la misma toalla de tela.

Al cometer estos errores, sin darnos cuenta, podemos expandir la propagación de enfermedades y en especial el virus COVID-19. A menudo he escuchado a padres y a docentes decirles a los niños, “lávate las manos”, pero la supervisión directa, es vital para frenar la pandemia. De hecho, es uno de los motivos por lo cuales, dentro de los salones de clases e incluso en el hogar, se propagan las enfermedades, porque los gérmenes y las bacterias se humedecen durante el lavado de las manos y se quedan en ellas. 

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, contiene la información valiosa sobre el procedimiento adecuado para lavarse las manos, videos e incluso afiches acerca del tema. Para información adicional, visite el sitio web de los CDC sobre el lavado de manos o llame al 1-800-CDC-INFO.

Paralelamente, no podemos descuidar la salud mental; ya que, en los últimos días el panorama emocional no se ha vislumbrado muy favorable. En algunos casos el miedo, la ansiedad, los ataques de pánico y la violencia psicológica, se han paseado por las mentes y en los hogares. Cuando estemos hablando con nuestros seres queridos, pensemos muy bien los efectos de nuestras palabras, que hacen eco en el subconsciente. 

Una infancia feliz es una infancia saludable. Decirles la palabra NO, hace que el verbo se manifieste en lo que precisamente queremos evitar.

Los 7 errores más comunes del lavado de manos que pueden costar la vida de nuestros seres amados Marielena Aguilar Contributor Miami Moms Blog

Por ejemplo, “No te lleves las manos a la boca. No te toques la cara. No te toques los ojos.” vs. “debes lavarte las manos correctamente, antes de tocarte la cara, los ojos y antes de comer para mantenerte saludable. ¿Quieres hacerlo independiente o quieres que te acompañe y cantamos juntos?”. Seguidamente, cuando completen la rutina, el reforzamiento positivo es nuestro aliado para seguir creando conductas similares. Por ejemplo: “muchas gracias por lavarte las manos correctamente. Las buenas prácticas de higiene son prioridad en este hogar.” “Tu salud es importante para todos.”

Aunque los niños pequeños, afortunadamente, tienden a ser el grupo con un número menor de afectados por el COVID-19, tampoco podemos confiarnos en que estarán exentos de contraerlo. Al mismo tiempo, pueden ser parte del grupo de personas asintomáticas pero transmisoras del virus.  

Sin dudas, esta pandemia nos deja muchas reflexiones, lecciones y cambios de rutina. La vulnerabilidad de la humanidad ha sido atacada por un enemigo invisible, que silenciosa y vertiginosamente, se ha esparcido por la mayoría de los países.

Un cambio inminente debe manifestarse primero en la mentalidad y posteriormente en las prácticas de higiene a nivel global. Con amor y disciplina podemos aprovechar esta oportunidad para formar hábitos de cuidados personales que mantendrán la salud física y mental de la familia, aun cuando se controle el virus COVID-19. Tal como cita una vieja frase que decía mi abuela: “más vale prevenir que lamentar”.

Recuerda, los niños aprenden por imitación, un hábito se logra por repetición, y lavarse las manos correctamente, deber ser una elección consciente. Elevemos los niveles de consciencia colectiva porque, lo que le pasa a uno, nos afecta a todos.

Por eso, en otro artículo les voy a compartir estrategias para manejar el stress y la adversidad, donde combino la información de mis clases en el Harvard Graduate School of Education, con mi experiencia profesional.

Finalmente, querida comunidad de mamis, juntas podemos apoyarnos, mantener nuestras familias saludables y contribuir con los profesionales sanitarios para frenar la propagación de enfermedades. Al practicar el lavado de las manos correctamente y de manera frecuente, promovemos la salud global conscientemente.

Espero que sus hogares permanezcan saludables construyendo momentos memorables.

Con amor y gratitud,
Marielena

 

Previous articleCinco maneras prácticas de ejercitar la gratitud en tu vida diaria
Next articleHandwashing: Seven Common Mistakes People Make
Marielena is the founder of Jesmart Children Development, an educational consultative agency that provides free advice to parents, and educators to promote children’s success. She began her career as an Early Childhood educator in Venezuela where she is originally from. After moving to Florida, she opened a Family Child Care Center, later she became an Early Childhood assessor and trainer. As an assessor, she has observed thousands of children and educators across the state of Florida. Marielena’s #1 job is being a mom to Johana whom she had at the young age of 18. Her daughter shares her passion for education and graduated with double majors from American University in D.C., and has started a Master’s program at Harvard University. Marielena completed her Master of Education at Nova Southeastern University. She has a missionary soul, guided by God, that loves to travel, and spend time with her family.